“Mujeres negras las unas para las otras”, Rebecca Bellantoni e Imani Robinson en conversación


“Tenemos que estudiar conscientemente cómo ser tiernas las unas con las otras hasta que se convierta en un hábito porque nos robaron lo que era nativo, el amor entre las mujeres negras"
— Audre Lorde, 'Mirándonos a los ojos: Mujeres negras, ira y odio'(1984)


'Es de tu propio interés el encontrar una manera de ser muy tiernx'.
— Jenny Holzer, “Truisms For Survival” (1983-1985)





Rebecca Bellantoni: Exactamente. Bueno, yo lo siento así. No se cual es la razón, pero se que tengo que parar.

RB: Así que lo haré.

Imani Robinson: Vale suena bien. Pues.

RB: Empiezo yo. ¿Te parece bien? Porque puede ser difícil empezar. Te he visto recientemente utilizar la palabra ternura y quería preguntarte que significa esta palabra para ti. El ser tiernx.

IR: ¿Ser tiernx?

RB: Sí.

IR: Bueno, yo creo. Lo recuerdo así pero tengo que verificarlo, pero en mi memoria, "tenemos que encontrar una manera de ser muy tiernxs" es una cita mal recordada de Audre Lorde. Creo que la ternura es una práctica intencional, y es muy frecuente, —incluso cuando realmente amas a alguien o tienes mucha compasión por alguien—, volverte irritable o estar irritadx u olvidar que tenemos la capacidad de ser tiernxs, amables y suaves entre nosotrxs. Y ahora mismo tenemos que serlo, incluso en los momentos en los que sea muy difícil. Supongo que el lograrlo también es simplemente una especie de “mindfulness” o concentración mental con respecto a la forma en que nos tratamos. Este es un momento realmente difícil; hay muchas personas que lo están pasando muy mal. Y, de hecho, yo quiero ser una especie de presencia tierna en sus vidas en lugar de obviar esto — en lugar de ser mindless, de no centrar mi mente en ello. Quizás la diferencia entre el momento actual y el anterior es que básicamente todxs mis seres queridos están lidiando con circunstancias increíblemente difíciles. Y por lo tanto, con quien quiera que hable, de alguna manera ... Es solo el tipo de intención, la voluntad de ser lo más tiernx posible, lo más amable y consciente que sea posible ante lo que está pasando la gente. Cuando las personas no son conscientes de lo que podría estar pasando otra persona, se da una experiencia extremadamente dura. Y sé que no quieren ser de esa manera. Pero soy muy consciente de lo sensible que me siento y cuánto está precipitando este momento, qué cosas está trayendo a la superficie. Colectivamente estamos lidiando con mucho dolor. De muchas maneras, incluso solo en cuanto a la pérdida de una forma de interactuar y estar juntxs, ya sabes. Es decir, esto nunca fue realmente concebido en nuestras mentes. No podríamos haber estado preparadxs para esto. Y dentro de nuestros cuerpos, también hay mucha conmoción.

RB: Sí, sí, puedo ver eso. Puedo ver a tanta gente que conozco que está realmente conmocionadx. Sabes, recuerdo haber hablado contigo al principio de todo esto enviándote un mensaje a ti y a otras personas, para mantener el contacto porque no quería quedarme aislada, porque fue un shock para mí. Y no sé lo que esperaba. En realidad no me ha resultado difícil quedarme en casa y estar con mi familia. Pero creo que lo que me ha resultado difícil, conceptualmente, es el hecho de no poder elegir. Previamente había pasado tiempo en casa y no me parecía una elección definitiva. Trabajando desde casa. Ahora se siente, no tanto ahora pero sí al principio, ya que fue difícil entender el hecho de que mi rutina de trabajo cambiaría. Las rutinas cambiantes fueron difíciles y la ternura es algo que he estado tratando de mostrarme a mí misma, algo de ternura. Creo que la tendencia a la ternura, como práctica, como forma de ser, como hecho, es una opción. Tal vez soy mejor en eso con otras personas y menos conmigo misma. El hecho de que no haya podido cumplir la cantidad de tiempo que me marqué para escribir cada día o  que no haya podido dibujar o hacer cualquiera de las cosas que normalmente hago, a veces me ha hecho sentir un poco vaga. Diciéndome a mí misma "¿Por qué te detienes?" “Debes encontrar una manera de seguir adelante”, mientras sabía que también necesitaba darme el espacio. Entonces, he estado practicando la ternura conmigo misma, lo que de alguna manera puede parecer extraño.

IR: Creo que también para ser tiernx tienes que —o ser tierno te permite realmente— escuchar lo que se necesita. También estoy pensando esto en términos de, por ejemplo, cómo podrías cuidar o ser tiernx con tu niñx interior. Y especialmente en términos de la presión de la productividad o, simplemente, la capacidad de conseguir hacer las cosas en este momento, ya sabes, a veces ser tiernx es como apoyarte o alentarte a tener una disciplina cuidadosa, algún tipo de rutina como una forma o modo de cuidar tu bienestar en este momento, de la manera más tierna. Para decir, está bien, ya sabes, "¿sientes que no quieres hacer nada en este momento o sientes que quieres hacer todo?" Es necesario que haya una reflexión tierna y real sobre qué es lo que necesitas, qué es lo que hará que te sigas sintiendo cuidadx, y cuáles son tus capacidades para estar ahí para lxs demás en este momento.

RB: Sí, creo que ser consciente es realmente importante en este momento de muchas maneras, en todas las diferentes formas en que la conciencia puede ser utilizada y existir. Este es un tiempo de aprendizaje. ¿Alguna vez has leído alguno de los libros de Ben Okri? Tiene esta serie de libros llamada El camino hambriento y se desarrolla alrededor de un joven llamado Azaro. Esencialmente es un niño espíritu. Así que sueña y entra y sale del mundo de los espíritus. Creo que al principio del tercer libro, Riquezas Infinitas, hay una sección donde su padre sueña. El carpintero local ha sido asesinado, el padre de su mejor amigo. A ver, es intrincado, son tres libros, pero el carpintero local ha sido asesinado y hay un momento en que el padre del niño espíritu es sobrepasado por sus sueños y su hijo y él se unen en el sueño, y su padre le hace una serie de preguntas que giran en torno a que él está despierto e intenta averiguar si están viviendo en este sueño o no, si está en un bosque de ensueño o en un bosque real. Si están en su casa. Entonces hay un velo, pero la pregunta esencial que le hace es: "Hijo, ¿eres consciente de tus comportamientos? Pero no de tus comportamientos fuera de ti, ¿de tus comportamientos internos.?” Y no sé por qué esto me ha llegado tan fuerte, pero parece que tuve que hacerme esa pregunta a mi misma. ¿Cómo de real? ¿Cuál es mi ternura? Si no me la muestro a mí misma. Ya sabes, preguntas reales, que este momento ha traído y sacado de mí. Creo que por eso decíamos antes lo difícil que es hablar de práctica en este momento. ¿Por qué ahora? Porque en realidad la práctica proviene de una misma. Y es una forma de cuestionar el mundo y mi visión del mundo y la forma en que me veo a mí misma y a otras personas experimentándolo, pero ahora no estoy segura del lugar desde dónde he estado mirando esas cosas. Así que sé que es un momento muy revuelto, ¿sabes?

IR: Absolutamente.

RB: Tal vez no tanto emocionalmente porque creo que emocionalmente hablando tengo los pies bastante en la tierra. Pero en términos de mi visión del mundo y en cómo mis conceptos parecen estar cambiando de una manera que no esperaba que sucediera en este momento. Porque me sentía bastante convencida de ella. Yo estaba al final de, quizás dos tercios a través de, un pensamiento profundo. Ahora se desvió y me está haciendo pensar de una manera diferente. Más lento.

IR: Sí. ¿Quieres decir algo más?

RB: No sé, hay tanto que decir, pero está muy fracturado porque eso es lo que está sucediendo con determinados pensamientos. Yo puedo. Ahora mismo puedo mirar algo y mi mente se dirige a lugares a los que nunca habría ido antes, al mirar ese objeto. Siento que cualquier cosa que diga ahora, que para cuando esto se haya compartido con la gente, yo ya estaré tan tan lejos de lo que podría estar pensando en este momento. Me cuesta mucho atarme a mi misma. Pero estoy disfrutando este cambio en el proceso en realidad. Se siente como…

IR: ¿Un tiempo de reflexión?

RB: De reflexión y se siente como crecimiento.

IR: Definitivamente siento que este es un momento lleno de desafíos y estoy muy agradecidx por todas las formas en que puedo mantenerme y aceptar el apoyo de los demás. En términos de cómo respondemos en este momento a este tiempo desafiante. Sabes, estoy en casa la mayor parte del tiempo, y estoy aquí con mi pareja, por lo que también ha sido una especie de ejercicio para mantener el espacio para todas las cosas que colectivamente sientes y experimentas. Todas las cosas que esa otra persona siente y luego reconocer que también todas las personas que conocemos, todas se están viendo obligadas a responder de alguna manera. Así que, en cierto modo, he sentido el tipo de práctica de pensar colectivamente como algo mucho más fácil porque, no sé, tal vez no sea necesariamente más fácil. Pero no he experimentado una situación como esta en mi vida donde haya tenido que pensar y comunicarme tan colectivamente. Si pienso en esta pandemia y pienso en sus impactos, hay muchas personas que se tambalean por sus efectos. Entonces, pensar en ello es una forma de tener realmente una perspectiva sobre las personas en mi vida, las comunidades a las que estoy atadx, dónde estamos todxs, cómo estamos o cómo estamos llevándolo. Y sí, supongo que me parece un momento realmente útil para pensar colectivamente. Al final no tiene sentido, o es realmente aterrador, pensar de forma aislada porque no puedo sobrevivir sin otras personas y nadie más puede sobrevivir sin relaciones empáticas, sin, ya sabes, ayuda mutua real. Y, de alguna manera, es una oportunidad para practicar, ya me entiendes, la construcción de los tipos de mundos en los que queremos existir después de este momento, a medida que las cosas cambian, a medida que nuestras vidas cambian a algo diferente. Este momento me ha ayudado también a priorizar quiénes son mis familiares elegidxs: a aquellxs por los que realmente me pondría en riesgo, y a aquellxs a lxs que no quiero dedicar demasiado tiempo.

RB: Eso se entiende perfectamente. Quiero decir, recientemente me mudé a un nuevo sitio donde no conocemos a nadie, por lo que la idea de comunidad ha cambiado por completo, especialmente en este momento porque ahora mi comunidad cotidiana es muy, muy pequeña. Tres personas y, de hecho, curiosamente, lo que sucede es que nos estamos acercando cada vez más y nos estamos convirtiendo en una comunidad que se apoya mutuamente mediante nuestras propias decisiones individuales. Pero luego, en una escala más amplia, me he dado cuenta de que este cambio a la comunicación digital realmente me ha permitido ver el mismo problema. Creo que hay una gran cantidad de energía que se gasta en una llamada de Zoom. Aún no te has preparado para el exterior porque todavía estás dentro. ¿Con quién te sientes cómoda hablando desde esa posición? Exponiendo tu hogar, tu vida. Quiero decir, yo ya lo sabía a grandes rasgos, pero ha habido algunas sorpresas y eso es útil. Y creo que eso está afectando mi trabajo, colándose en él. Sabes, estoy pensando en las cosas que giran por la cabeza sin utilidad inmediata, pero que sabes que se usarán más tarde. Saldrán. Sorpresas. Otras cosas que te rondan la cabeza. No las vas a poner en acción, pero viven. Saldrán. Estarán allí.

IR:

RB: Sí. Sabes, estoy empezando a pensar en cómo miro todo tipo de etiquetas. Las etiquetas que me voy a quitar a mí misma. Me acabo de dar cuenta de que algunas etiquetas deben salir de mí porque no son útiles para mí o para otras personas. Es un sentimiento muy bueno porque ahora estoy haciendo mi trabajo para un grupo más amplio de personas y eso realmente me emociona. Me doy cuenta de que muchas más personas de las que pensaba pasan por lo mismos que pensamientos que yo, no es que pensara que solo mi comunidad pasaba por ellas, pero estoy más interesada en hacer crecer mi comunidad y crecer dentro de ella. No creo que haya ningún crecimiento para mí en el cierre.

IR: Otro sentimiento o tipo de carácter de este tiempo es la humildad. Realmente me siento, es una especie de... No sé cómo explicarlo. Supongo que es una especie de invitación a sentirse realmente humilde y curiosx y maleable en lugar de atrincherarse en una especie de arrogancia fija. Muchxs de nosotrxs nos sentimos muy enfadadxs en este momento, y tenemos absolutamente todas las razones para estar enojadxs por la magnitud de las injusticias que están ocurriendo. Ya sabes, las cosas no están bien. Y sabemos que hay muchas maneras en que estas cosas podrían cambiarse, que estamos practicando ese cambio nosotrxs mismxs. Están sucediendo políticas que nos están matando y matando a nuestras familias y nuestras comunidades, y sabes, en el pasado parecía bastante difícil mantener y encarnar el conocimiento que tenemos en nuestras comunidades, a veces incluso sentí que ese conocimiento me colocaba en un lugar un poco duro, endurecido, arrogante, de estar enojadx porque ese conocimiento no era atendido, porque no se realizaba ningún cambio. Y todavía hay eso, todavía hay esa rabia y ese sentimiento de justicia, lo cual, creo, es totalmente válido, especialmente para las comunidades racializadas. Nuestra rabia puede salvarnos o ser nuestra perdición.

RB: Está completamente justificado el sentirse de esta manera.

IR: ¿Qué has dicho?

RB: He dicho que está completamente justificado el sentirse de esta manera.

IR: Si. Y sentir también, ya sabes, doblemente, como si tuvieras que, tienes que afirmar eso, tienes que ser asertivx con respecto a eso porque, esencialmente, te están haciendo luz de gas. Y también tienes que luchar con ese conocimiento. Y cada lugar a nuestro alrededor es la evidencia de la supremacía blanca, es la evidencia de la anti-negritud. Una falta de cuidado tan profunda donde podría haber tanto. Hay tanto por hacer y en este momento estamos en estado de shock. Estamos lidiando con tanta pérdida, duelo, dolor y violencia. Y realmente quiero quedarme en un espacio de, no de esperanza, sino un espacio de curiosidad y disciplina, en un espacio de apertura. Para que las personas que consideramos nuestra familia y, ya sabes, no tienen que ser personas que conocemos personalmente, sino también comunidades de personas que están siendo golpeadas de manera muy personal, que tal vez no hayan estado realmente en nuestro radar ahora expanden nuestra familia, nuestra comunidad, nuestro cuidado. Ya sabes, aquí con nosotrxs, cuando estamos hablando sobre a quién está impactando y construyendo un mundo que exige más cuidados.

[En este punto la conversación se interrumpe por la hija de Rebecca]

RB: Siento esto.

IR: No hay problema. Antes hablabas sobre con quiénes te sientes cómoda para hacer un Zoom, y en realidad invitar a tu casa, y hay esta cosa tan extraña en toda esta tecnología que es al tiempo muy impersonal y bastante íntima.

RB: Sí.

IR:  Estoy trabajando de lunes a viernes y tengo reuniones de Zoom con todas estas personas a las que nunca invitaría a mi casa. Hay una especie de ambiente de trabajo público / privado, es una especie de invitación a mi casa o, ya sabes, alguien con quien estuve en una llamada el otro día dijo: “Es muy interesante ver dónde viven todxs, sus habitaciones, sus casas, y yo me sentí…

RB: ¿Expuestx?

IR: Sí, te puedes sentir muy expuestx. Y también, tengo algunas reuniones con muchas personas que comparten espacio con niñxs, ya sea de ellxs o de otras personas, y eso también invita a una especie de testimonio, ¿no?, de tu manera de ser madre. De la forma en que interactúas con otras personas, cómo manejas las situaciones difíciles. E incluso, en general, de cómo está lidiando la gente con este tipo de crisis. Puedes sentirte muy, muy vulnerable.

RB: Yo también lo creo. Sé que muchas personas, en línea, puedo ver que muchas personas se sienten expuestas porque están escondiendo sus hogares. Ya sabes, las cosas se han vuelto tan cercanas. Soy una persona muy intuitiva y empática, por lo que hay cosas que veo que otrxs no pueden y lo tengo asumido en este punto de mi vida. Puedo ver que muchas personas esconden donde están. Y entiendo completamente las ansiedades y eso es una cuestión de clase. Se trata de dónde puedes permitirte vivir y cómo de agradable es ese lugar y de qué modo eso expone quién eres realmente.

IR: Sí. Absolutamente.

RB: Sabes, me di cuenta y pienso en esta cosa del arte, que cada vez veo a más personas que, —y la gente tiene el derecho a presentarse como quiera y creo que todxs deberíamos hacerlo—, pero me di cuenta de que había muchas personas que pasan diariamente por cosas que solo están siendo expuestas ahora debido a la Covid 19. Están atrapadas en casa y no pueden salir para crear la vida que necesitan para mantenerse. No solo me refiero de una manera financiera, me refiero a una manera emocional. Sabes, quieres estar cerca de ciertas personas. Deseas comprometerte con ciertos tipos de energía. Deseas ir a un museo, una galería, quieres conversar con unx extrañx, puedes querer encontrarte a alguien en la calle. Algunas personas hacen eso a propósito. No hay forma de evitarlo. Ya sabes, diferentes lugares. Cosas diferentes. Como, por ejemplo, cuando estoy en Peckham y camino por la calle y una mujer africana se choca contra mi. Para mí eso no es un problema. Ya sabes, porque sé que eso es lo que es.

IR: ¡Todavía siguen aquí fuera golpeando! (risas)

RB: Siento que se dedican a sus propios asuntos. Y lo veo, veo como se lo hacen a todo el mundo. Es como, bueno, me hace sentir amor de alguna manera, ¿sabes? Quiero decir, es como una aceptación de que ahí estás. Llamas a esta comunidad, también te van a rozar, pero luego a los otros lugares a los que vas y te rozan y no sé, tengo la sensación de que la persona simplemente me rozó porque quería tocar a alguien, pero no puedes simplemente acariciar a una persona. Pero ahora están en casa sin contacto.

IR: Es un toque. Quizás un anhelo de proximidad como una especie de intimidad.

RB: Sí, y creo que mucha gente debe estar sufriendo por eso y es horrible que el sitio en el que se encuentran, quizás no sea el mejor lugar. Eso me hace. Eso me deprime, estar en esa espiral de pensamiento, pero luego hay momentos en los que pienso, wow, esta es una oportunidad increíble para sentarse conmigo misma, pasar más tiempo en casa. Conozco ese tipo de cosas. Pero luego para otras personas esto es lo más alejado de sus mentes, ya sabes.

IR: Mm hmm. Bueno, quiero decir, eso no está disponible para muchxs de nosotrxs.

RB: Lo siento, me perdí en mis pensamientos, pero antes estábamos hablando de la comunidad y lo que estoy empezando a pensar es que una forma más pequeña y centrada puede ser más efectiva. Sabes, si trabajase con cinco jóvenes, o digamos dos jóvenes, y enfocase algo de atención en esxs jóvenes. ¿Qué puedo ofrecerles? Aparentemente es inevitable que algo así suceda nuevamente, pero ellxs pueden encontrarse más cerca de otro modelo, a través del apoyo. Algo distinto, ya sabes. No tienen que quedarse en ese lugar porque han recibido apoyo para poder mantenerse. Realmente creo que hay algún tipo de apoyo diario que puedo brindar fuera del apoyo, más esotérico, que trato de brindar con mi arte. No quiero considerarme activista ni nada. Solo quiero que eso sea la vida.

IR: Sí, creo que ese cambio es realmente importante, y algo en lo que también he estado reflexionando. De alguna manera, este momento me invita a priorizar a las personas en mi vida y dónde quiero poner mi energía; pero también en términos de mi propia práctica, hay ideas o, ideas creativas, cosas que me gustaría hacer que en este momento se sienten más importantes. Y luego hay cosas que ya ni siquiera están en mi radar. Hay formas de construir y desarrollar una práctica que tenga sentido para este momento y hay formas que se sienten casi vergonzosas. Se siente con crudeza que esto es algo. Hay algunas cosas que importan en este momento y hay otras que no, y a las que no, no quiero darles espacio ni aliento. ¿Sabes lo que quiero decir? Quiero que mi trabajo signifique algo y sea importante en el sentido de que importe en un momento como este. Si voy a ser artista, si voy a ser escritorx, tendré algo que decir. Quiero que sea algo que merezca la pena decir, al menos algo que necesite decir. Eso no tiene que significar nada sobre quién lo está leyendo. Ya sabes, ya depende de ellxs si es importante para ellxs. Quiero que mi trabajo tenga integridad —quiero que estas cosas sean significativas en ese sentido. Y, en cualquier caso, siempre he sentido eso. Pero supongo que, a veces, este tipo de necesidad o deseo de que las cosas tengan sentido se ha convertido en una barrera en cuanto que a veces es difícil saber por qué o de qué manera esto me parece significativo. Pero si se siente apropiado decir o hacer esto en medio de esta crisis, que de todos modos es la experiencia continua de la vida negra, ya sabes, me doy permiso para escribir eso o hacer eso o pensar o soñar eso.

RB: Sí. Sí, exacto. Exacto. Quiero decir, es interesante que hayas hablado de soñar. Estoy haciendo pinturas de sueños en este momento. ¿Cómo has estado durmiendo?

IR: No me he puesto ninguna alarma. Pero me he estado despertando muy temprano.

RB: ¿De manera natural?

IR: Sí, cuando tenía la regla no dormía muy bien y me está resultando difícil acostarme incluso si estoy cansadx, pero me levanto a las 7:30 todos los días y también he estado haciendo una hora de yoga al día. Esto es lo que me está ayudando a sobrevivir el día, a equilibrar mis emociones, a sentirme fuerte en medio de lo que en realidad es mucho trauma. Estoy encontrando maneras de sentir como si alguien o algo me empujara y no me cayese al suelo.

RB: Entonces estás encontrando tu base.

IR: Sí. Sabes, ¡no me despertaba a las 7:30 y hacía una hora de yoga normalmente! Y ya me escucho a mí mismx juzgarme por hacer estas cosas, pero es como si estuviera haciendo lo que hay que hacer en las pocas horas de la mañana que se sienten bien. Sí, pero ya sabes, obviamente, para otras personas despertarse a las 7.30 y hacer…

[Se corta la llamada de Zoom]

IR: Hola.

RB: ¿Han pasado cuarenta minutos?

IR: Sí, eso creo.

RB: Wow, excelente. Y además de eso. ¿Cómo te sientes con respecto a lo que has estado diciendo? ¿Te sientes bien? ¿Expustx?

IR: Sí, ¡whoo! No sé, siente de alguna forma que es un regalo muy generoso compartir esta conversación con alguien más.

RB: Sí.

IR: Y luego, en otras formas, se siente, como ya sabes, oh, realmente no hemos hablamos de esto, o no hablamos de esto otro. Una de las cosas que iba a decir es que esto nos ha ayudado a Rabz y a mí como curadorxs a enfocarnos y evaluar realmente nuestros compromisos y valores como Languid Hands. Este ha sido un momento profundamente reflexivo en relación a nuestra Cubitt Fellowship, que obviamente se ha visto afectada por lo que ha sucedido. Pero estamos encontrando formas de, de una manera tangible y fundamental, apoyar a lxs artistas con lxs que estamos trabajando. Para ayudarnos a ver dónde podemos ser realmente útiles y disfrutar de nuestro trabajo y ser creativxs, pero también para asumir la responsabilidad de las oportunidades que tenemos para apoyar el trabajo de lxs artistas que tenemos a nuestro alrededor. ¿Qué significa ser comisarix en este momento, cuando lxs artistas con lxs que trabajamos están enfermxs o aterrorizadxs o no pueden pagar el alquiler? Creo que estaba bastante orgullosx de nuestra programación, que aún no se ha anunciado por completo, en parte porque en este momento, lxs artistas con lxs que elegimos trabajar son personas a las que política, emocional y creativamente quiero apoyar y estar ahí para ellxs.

RB: Realmente entiendo lo que dices. Puedo hablar por mí misma, que tu intención es muy compartida. Creo que en el tiempo que he estado exhibiendo trabajo no he tenido ningún problema con nadie. Algunas situaciones leves, pero creo que tal vez he tenido suerte. Pero ha habido dos veces con comisarixs donde me he sentido muy apoyada. No solo apoyada en realización a mi trabajo, sino también en el trabajo emocional del trabajo. Los fundamentos de mí misma que conducen al trabajo. Creo que eso es bastante raro. Sé que se habla de la idea de cuidado y el comisariado con bastante frecuencia, pero no siempre se logra. Estoy muy feliz de ver que cada vez más personas intentan introducirlo en sus prácticas curatoriales, pero creo que tal vez se remonta al comienzo de la conversación, que para darlo a otrxs, debes dártelo a ti mismx. Si no se cuidan de sí mismxs como comisarixs, ¿cómo cuidarán a lxs artistas? Nunca definí mi práctica como una de cuidado, pero siempre trato de enfocar mi vida de esa manera, de modo que incluso cuando estoy trabajando con unx comisarix, o con una institución, estoy  trabajando con una persona y quiero cuidar de ellxs también. A menudo, me imagino que lxs artistxs pueden acabar cuidando más a lxs comisarixs, porque muchas veces estxs no se cuidan a sí mismxs, incluso aunque sepan hacer el trabajo. No lo sé.


Rebecca Bellantoni es una artista londinense cuya práctica abstrae hechos cotidianos y los investiga, —también en su dimensión estética— con un enfoque metafísico y a través de la teología comparada, la filosofía, la religión y la espiritualidad. Su trabajo deshace la distinción entre lo “real” aceptado/esperado y lo “real” experiencial, con el fin de, al diluir estas barreras, alcanzar experiencias meditativas y portales al “yo”, así como un razonar colectivo. Su proyecto actual, “C.R.Y: Concrete Regenerative Yearnings”, reflexiona sobre la ciudad y sus materiales en relación con la psique, el alma y el cuerpo de la persona que la habita. Su práctica incluye vídeo, performance, fotografía, textiles, grabado, escultura, escritura y texto sonoro. Recientemente ha presentado trabajo junto a Rowdy SS en Somerset House, en Den Stroom (La HAYA),  junto a Languid Hands;  V&A Lates con Rowdy SS, Raven Show, PUBLICs en Helsinki junto a Adelaide Bannerman, Palais de Tokio (París), Art Night London con Nikki Agency y en Goldsmiths Library,  en un evento organizado por Present Futures.




Imani Robinson es unx escritorx, comisarix y performer que reside en Londres, también es amante de las plantas y abolicionista de la prisión. Entre sus proyectos recientes destacan:  “Towards a Black Testimony: Prayer/Protest/Peace”, una película de Languid Hands, “Ditto & Ditto Take a Trip to Port Authority,” una película realizada junto a Halima Haruna; “WELCOME NOTE IN A WELCOME SPEECH”, una performance colaborativa con la artista Libita Clayton (2019) y “The Black (D)rift”, una serie de talleres y performances en los que se exploran las geografías y las resonancias psíquicas de la esclavitud transatlántica (2015-2018). Imani completó su MA en Forensic Architecture en el Centre for Research Architecture en 2019. Es la otra mitad del colectivo  Languid Hands, que actualmente forma parte del Cubitt Curatorial Fellows 2020-1. Imani ha publicado en muchos medios como Wasafiri magazine, Mousse Publishing, PSS, 1_1 y Arcadia Missa. También es la editora de Talking Drugs, una plataforma online que ofrece noticias y análisis sobre política de drogas, reducción de daños y temas relacionados de todas partes del mundo.